¿Qué es gkillcity?

@gkillcitycom

Esto no es periodismo profesional. Esto es lo que es.

Para definir una línea editorial es necesario un ejercicio de poder que no estamos dispuestos a consentir. Esto es todo lo que la encarnación del vocablo pueblo es. Lo que la gente quiere decir, pero no encuentra cómo. Lo queremos contar, sin saber dónde.

Vamos a deconstruir, a redefinir, a gritar. En el camino tal vez nos tomemos un trago, nos fumemos un porrito. Le levantaremos el dedo medio al status quo que se imprime y se imprime sin redención, como una pena que se purga per secula seculorum en el infierno.

Entre la irreverencia y el absurdo está la verdad. Por eso es necesario acercarse a ella desde todos los frentes, lejos del dogma y la certeza, bailando borrachos en medio de la duda. Por eso vamos a escuchar.

Se puede ser feliz sin ser estúpido.

Vamos a sacar la basura que barrieron debajo de la alfombra.

Descascarar el falso dilema, pelar como una cebolla el dualismo barato y parapetado en los medios tradicionales.

Nos podíamos haber puesto La Nación. Pero para eso, mejor no hacíamos nada. No nos mueve el lucro, ni la necesidad de cumplir requisitos académicos que nos encartonen dentro de los marcos del periodismo. Hay que acercarse desde el margen, que es donde el sabor de la vida subyace, a pesar de lo que se haya dicho y escrito hasta ahora.

Sin línea editorial, ni agenda, ni respaldo económico o de ninguna otra índole, este es un experimento que no sabemos cuánto puede durar. Estamos dispuestos a vivir con las consecuencias.

¡Esto es gkillcity, no huevadas!